Dólar Blue: Compra $14.18 Venta $14.43

27/08/2014 - 16:02 (Oficial: 8.420 Tarjeta: 11.367)

August 28 2014

Por el paro nacional, hay pocas operaciones y el dólar libre …

Artículo Original: Link

August 28 2014

El dólar blue se escapa y le saca 71% al oficial

El dólar paralelo escaló hoy 20 centavos y cerró a $ 14,40 para la venta en la plaza local, arrivando a una diferencia del 71% en su cotización con la del oficial, que se vendió en la City a $ 8,42.

El oficial cedió finalmente medio centavo a $ 8.401, en una jornada en que se negociaron 174 millones de dólares en el mercado de contado (spot) y 184 millones en el de futuros. Operadores estimaron que el Banco Central sumaba compras por unos 290 millones de dólares en agosto.

Excusas oficiales. Mientras el central secó de divisas la plaza al comprar US$ 40 millones, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich y el ministro de Economía, Axel Kicillof adjudicaron las alzas del dólar al “arremetida especulativo” de los fondos buitre.

Ambos funcionarios describieron lo que Capitanich llamó “una estrategia de esmerilamiento permanente” hacia el Gobierno y después, “una segunda acción” a través de grupos financieros, “generando mecanismos de expectativas negativas, vía ataques de carácter especulativo contra la moneda y generando en forma artificial una crisis donde no la existen”.

En tanto, Kicillof fue más allá y planteó en el Congreso, en medio del debate por el cambio de la sede de pago de la deuda reestructurada, un “plan de cinco puntos” de los fondos buitre que comienza con “el arremetida a la moneda argentina” y del que después señaló que contempla generar mecanismos de extorsión “para que la Argentina pague lo que no tiene que pagar”, más allá de una “campaña internacional”.

Durante estos argumentos que algunos operadores tomaron “como una forma de cubrirse ante una eventual devaluación”, la suba del dólar informal volvió a derivarse del encarecimiento del tipo de cambio implícito en las transacciones con títulos públicos -dólar bono-, que subió a $ 13,80, y el del conocido como contado con liquidación, que escaló a $ 13.

El dólar turista, cuyo cálculo resulta de adicionar 35 % al oficial en publicaciones, bajó a 11,37 pesos, mientras el que surge de las transacciones de atesoramiento (20 % más) se pactó en 10,10 pesos.

Además te logran interesar estos artículos de Perfil.com:

Artículo Original: Link

August 28 2014

Análisis y proyecciones para el dólar, las acciones y los …

¿Por qué es relevante conocer las relaciones entre variables? En Argentina estamos transitando un momento particular, donde se dan conjuntamente la interacción de muchas variables desalineadas que están marcando un escenario de crisis en el corto plazo.

Dentro de las principales variables económicas se destacan la inflación, recesión, conflicto con holdouts, caída de reservas y emisión monetaria con su correspondiente impacto devaluatorio.

Dentro de los varios motivos que originan lo anterior, un punto relevante (y sobre el cual se va a desarrollar la nota) es la caída de reservas y el faltante de dólares.

La carencia de crédito internacional y la incertidumbre político-económica generan una presión muy fuerte en la relación del peso frente al dólar, ya que se cuenta con un stock restringido de reservas para respaldar los pesos que circulan en la economía. Una relación simple que ofrece bastante valor, es entender el valor del dólar como el cociente entre el total de pesos emitidos y las reservas de dólares que lo respaldan (total de pesos / total de dólares en las reservas del BCRA).


TOTAL PESOS
————————- = TIPO DE CAMBIO
TOTAL DÓLARES

En el contexto actual, encontramos que:

1) Los pesos crecen (producto de emisión para financiar el gasto público).

2) Los dólares decrecen por pagos de obligaciones en dólares.

3) Los ingresos por actividad comercial (exportaciones – importaciones) se están viendo gravemente afectados por una caída en el valor de los principales commodities argentinos del sector agrícola.

En resumen y siguiendo un esquema simplista y general, para mantener un dólar estable la ecuación anterior debe mantenerse equilibrada. Si alguno de los dos términos se mueve entonces genera un reajuste en el valor de la divisa (que dada la coyuntura actual promueve a más devaluación del peso).

¿Qué está ocurriendo con el valor de los commodities?

Tomando para el análisis el comportamiento de la soja, vemos claramente que desde el último valor máximo en septiembre 2012 comenzó una fase de tendencia bajista (con algunas reacciones a la suba intermedias). Este es el patrón principal que rige su comportamiento, con lo cual habrá que ver en qué nivel de valor se logra estabilizar la caída.

La zona actual (indicada con la referencia 1) coincide con un soporte marcado por el piso del canal. Habrá que prestar atención si logra detener la baja, ya que de lo contrario abriría camino y objetivo hacia una caída mayor conforme la referencia 2.

En este segundo gráfico, se muestra como la baja total desde el pico máximo hasta el valor actual, recortó en un 62% toda la tendencia de suba anterior (producida entre 2005 – 2012).

Relacionando el comportamiento de la soja con los párrafos iniciales, queda claro que un ajuste de valores a la baja implica para Argentina una menor entrada de dólares. De ahí que el análisis y proyección que se haga hacia delante servirá no sólo para los interesados en el sector agrícola o inversores que negocien productos del sector, sino además para quienes quieran modelar el impacto del dólar en Argentina y su consiguiente repercusión en la economía y variables relacionadas.

¿La baja de valores afecta solo al sector agrícola?

El siguiente gráfico corresponde al ETF (DBA). Es un producto financiero que tiende a replicar el comportamiento promedio de los principales commodities internacionale.

Su composición está basada en un portafolio de (azúcar, trigo, maíz, soja, cacao y café entre tantos).

Queda claro su tendencia en los últimos años además fue bajista, cayendo su valor aproximadamente un 30% en ese período.

Ahora parece querer recuperarse y cambiar la dirección de la tendencia. En la medida que no genere un nuevo mínimo (indicado con la referencia 4) y logre superar el máximo reciente (referencia 3) podríamos soportar a una recuperación global de los commodities que de aire en nuestro caso a los principales productos exportables de la Argentina.

De forma similar a lo mostrado en la soja, la baja hizo retroceder a los valores un 70% de la suba generada antes en el período 2008 – 2011.

¿Por último, que nos dicen los valores de las principales acciones Argentinas sobre la situación actual del país?

Por un lado, nos muestran una diferencia entre las variaciones del valor de las acciones que cotizan en la Bolsa argentina y esas mismas acciones que cotizan en New York. Esto se debe a que siendo un mismo activo, que se diferencia fundamentalmente por la moneda en que se negocia, tienen un tipo de cambio que re-expresa el valor nominal en pesos para acompañar la devaluación.

Así mismo, si miramos el comportamiento de valor de algunas de las principales acciones Argentinas cotizando en dólares se observan puntos importantes respecto al máximo que encontraron semanas anteriores cuando se conoció el comienzo del default y conflicto con los holdouts y además zonas de atención para proyectar su evolución siguiente.


Banco Frances:

1) Detuvo la suba en la zona de u$s13,50, mismo punto de inflexión y techo (resistencia) que en el año 2007 y 2010. Esta figura se conoce como “triple techo”.

2) A la baja, el piso (soporte) más cercano se encuentre en el nivel de 9,00 – 9,50 dólares. Debajo de este valor podría acelerarse la baja.

Grupo Financiero Galicia:

1) De forma similar al banco francés, encontró un techo recientemente en la zona de máximos que coincide con el pico del año 2010.

2) A la baja, el soporte en u$s12 podría servir para medir el freno de la caída o la aceleración de la baja.

YPF:

1) Si bien no encontró una resistencia robusta como la de los bancos anteriores, logró frenar en una resistencia intermedia en base al pico de 2012

2) A la baja, (referencia 2) el valor parece querer apoyarse en el piso (soporte) de la línea de tendencia principal en 30 dólares. En caso que no resista, su perforación podría debilitar fuertemente la estructura de tendencia alcista que modeló su comportamiento desde fin de 2012.

La evolución de corto plazo en las acciones está mostrando un escenario incierto y con sesgo negativo. Mientras mercados como Brasil o incluso el norteamericano aún están en fase alcista (medido por la tendencia de los últimos meses), la Argentina comenzó a generar un ajuste que se descorrelaciona de los anteriores.

(*) Ariel Squeo es director de ICB Argentina, Contador Público (UBA) y Magister en Finanzas (Universidad del CEMA)


Si te interesó la nota y querés obtener un análisis completo, te invitamos a que visites nuestro sitio web y solicites la información a través de la solapa de contacto: www.icbargentina.com. Además te invitamos a que visites nuestros programas de formación bursátil (no precisan conocimiento previos), que están comenzando a lo largo de el mes de septiembre en Capital Federal y el interior del país

Capital Federal (regular): www.icbargentina.com/capacitacion/ppmcfc/

Capital Federal (intensivo): www.icbargentina.com/capacitacion/capital-intensivo/

La Plata (regular): http://www.icbargentina.com/capacitacion/la-plata/

Tandil: http://www.icbargentina.com/capacitacion/tandil-2/

San Juan: http://www.icbargentina.com/capacitacion/san-juan/

Te pedimos adicionalmente, que nos hagas saber tu interés por llegar a otros destinos que no estén incluidos en nuestra programación actual

Artículo Original: Link

August 28 2014

Por la fiebre del dólar, los bonos ganaron hasta 5% y la Bolsa …

Artículo Original: Link

August 28 2014

Los 4 tipos de dólar corren a distinta velocidad

Quédense todos tranquilos, esto está estudiado en profundidad”, decía el 17 de junio el ministro Axel Kicillof como respuesta a la decisión de la Corte Suprema de los EE.UU. de dejar a un lado su intervención en el diferendo entre el gobierno argentino y los fondos buitre.

Desde aquel día, entre tantas muchas cosas, el Gobierno no pudo pagarles a los bonistas que entraron en los canjes de 2005 y 2010, le declararon el default, el dólar paralelo subió 18,5% (costaba $12,15), la Presidenta rechazó una propuesta de bancos nacionales para comprarles el juicio a los buitres y así tratar superar el default, y les propuso a los bonistas cobrar en Buenos Aires en vez de en New York.

Con esa última propuesta oficial, rechazada por la oposición, en los últimos días se fue desvaneciendo la expectativa de “default corto”, fundada en la idea de que en enero, una vez superados los riesgos de la cláusula RUFO, que en la óptica oficial podría desatar una ola de juicios millonarios, el Gobierno cumpliría con el pago y, finalmente, podría seguir el camino de lograr dólares, que es lo que en verdad le carencia, en el mercado internacional.

Sin expectativa de “default corto”, ganó espacio la idea de “default largo”, o sea que el inconveniente del litigio con los fondos buitre lo deberá solucinar el próximo gobierno y, por lo tanto, el escenario de incertidumbre se amplió en forma considerable.

En el nuevo escenario incierto, existen algunas evidencias de certidumbre respecto de la toma de decisiones del Gobierno, las empresas y particulares respecto de los dólares oficial y paralelo.

Si bien nunca se hablará públicamente del tema, el presidente del Banco Central siente que la turbulencia financiera le permite obtener de vuelta terreno frente al vendaval Kicillof que, a comienzos de agosto, le hizo bajar la tasa de interés, lo que habría constituido un motivo adicional para entonar al dólar blue.

Así, esta semana, Juan Carlos Fábrega dispuso aumentar la tasa de interés de las letras del Banco Central en el punto perdido a comienzos de mes y absorber el martes $ 2.800 millones, restándole pesos al mercado.

Respecto del dólar oficial, que va perdiendo claramente la carrera frente a las distintas versiones de dólar, insisten en los pasillos del Central en que no existen que aguardar ninguna devaluación brusca del peso pero, tampoco que Fábrega vaya a anclar el dólar, no obstante que la carrera inflacionaria así lo demandaría.

El motivo obvio por el cual el Central no podría clavar la cotización es dado que no le logran los dólares para mantenerlo quieto a $ 8,42, cuando la inflación anual galopa por encima del 35%.

En materia cambiaria, el Central concentra su foco en tratar de activar el “swap” de reservas del Banco de China. Lo óptimo, dicen en el Central, sería que China habilite la posibilidad de acceder al respaldo de unos US$ 5.000 millones de disponibilidad en yuanes (más tarde habrá que cambiarlos por dólares) para probar que las reservas no caen.

Pero también, la apuesta del “swap” chino resulta esencial en la prueba de atenuar las demoras en el pago de importaciones que se hacen sentir cada vez con mayor intensidad.

En lo que hace a la evolución del resto de los dólares, el resultado de los últimos 30 días demuestra claramente un cambio de comportamiento por parte de un sector de los compradores.

En el último mes, el dólar oficial subió 2,7%, el paralelo anotó un 10% y el conocido como dólar-bolsa trepó 15%, mientras que el denominado contado con liquidación escala un 30%.

La diferencia entre la evolución de los distintos dólares estaría demostrando que mientras los minoristas (que van más claramente al mercado blue) continúan demandando divisas, las empresas que acuden a un circuito más formal (la operación se hace mediante la compra-venta de títulos y acciones, y con liquidación tanto acá como en el exterior), habrían incrementado su interés para cubrirse en divisas.

Las empresas responderían así frente a la demora de la Secretaría de Comercio y el Central en la venta de dólares para pagar importaciones.

Pero además, la trepada del contado con liqui (ayer en $ 13) estaría demostrando que la salida de divisas habría cobrado cierta intensidad en los últimos tiempos de “default largo”, en los que las autoridades desandaron la baja de tasas en la prueba de frenar el dólar pero en un contexto de incertidumbre que rompió la ilusión de que en enero el default podría volver a ser sólo otro triste recuerdo de la tumultuosa historia financiera reciente.

Por último, existen otros dos datos relacionados con el “default largo” y el dólar.

Uno es este cálculo hecho por un economista: “Si como consecuencia de esta situación la economía crece dos puntos menos o decrece dos puntos más, eso es equivalente, en un año, a US$ 12.000 millones. Se logra decir, entonces, que la Argentina está dispuesta a pagar alrededor de US$ 5.000 millones de los US$ 15.000 millones que sería la deuda total con los buitres. O sea que para ahorrarnos US$ 10.000 millones estamos dispuestos a pagar US$ 12.000 millones de caída del PBI que se traducen en menos trajajo, más pobreza, etc ”.

Evidentemente el costo sería altísimo si no surge alguna propuesta para superar el litigio con los buitres.

El segundo dato está relacionado con el elevadísimo costo de tener una diferencia cambiaria (diferencia entre dólar oficial y paralelo) del orden del 65% que favorece un retraso en las liquidaciones de divisas.

Según cálculos privados, productores y exportadores podrían llegar a retener la liquidación de un 35% de la cosecha agrícola a la aguarda de definiciones cambiarias. Un dato curioso es que los vendedores de “silo-bolsa”, el vehículo para almacenar los granos, dicen que no están vendiendo más.

¿Tendrá algo que ver la situación argentina con el boom de exportación de soja de Paraguay?

Artículo Original: Link

Get dolar exchange quotes
-->