Dólar Blue: Compra $15.84 Venta $16.39

26/05/2017 - 16:05 (Oficial: 16.320)

March 3 2015

Cupo autoimpuesto: operadores limitan salida de divisas a menos de u$s 1 millón por ticket

Lo hacen para impedir inspecciones del Gobierno. Esta suerte de autocupo de los brokers es para impedir que el valor del contado con liquidación trepe y contagie al blue

por MARIANO GORODISCH Buenos Aires

“Tickets de menos de u$s 1 millón”.

Esta es la orden que le dio el directivo de un banco al jefe de la mesa de dinero, en referencia a las transacciones de contado con liquidación. Nadie desea ser el próximo sancionado, multado ni suspendido por la CNV. Ayudan al gobierno a mantener planchada la cotización dado que un escalada del blue chip suele tener como consecuencia un salto en el valor del dólar paralelo.

“La presión de la compra vía contado con liqui se mide así: si el rendimiento de los bonos cae más que el dólar implícito, es que existen fuga. Si el rendimiento de los bonos baja y el CCL sube, entonces la fuga continúa firme”, advierte un operador.

El volumen actual del CCL es de entre u$s 15 y u$s 17 millones diarios, dado que por ahora existen contraparte en el exterior, pero con estos rendimientos admiten se hace más difícil expresar el CCL debajo de $ 12.

Según describen los brokers, con el volumen actual, para sacar u$s 100 millones sin modificar el valor del liqui se demora más de tres meses. Si el CCL sube, se tardará más por las limitaciones implícitas, por eso algunas empresas están aprovechando ahora para fugar divisas.

En los últimos días crecieron las transacciones, ya que están entrando fondos de afuera y aprovechan a calzar. La demanda es variada: existen fondos que ingresan hasta para comprar activos en pesos y otros que están constituyendo caja para entrar en telefonía celular 4G en preacuerdo con el gobierno. También, existen instrumentos de carry como Boden y Bonar que operan brokers locales: ellos traen y llevan con el mismo capital con ayuda de algunos exportadores. En el Bonar 24, el 75% del volumen corresponde a CCL. Mientras no suba el valor, el gobierno deja hacer. “Tampoco es algo impresionante, pero es el tipo de demanda que antes no estaba y hacía volar el liqui. Es una acción legal que no estará siempre, principalmente la de fondos que buscan posicionarse”, descubren en el sector.

Si bien es cierto que por Boden se negocia menos que antes, la demanda de afuera es mayor a la local, y eso hace que se mantenga el CCL. Aunque existen un holding minero muy grande a punto de promover activos por $ 1.700 millones que estaría por salir haciendo blue chip. Es el primer fondo saliendo en meses y desea sacar ventaja del cambio a favor antes a los meses críticos eleccionarios. Como el volumen del CCL es muy chico y se opera muy poco, comenzaría la semana que viene, dado que fugar estos fondos le llevaría cinco meses.

“A partir de los controles, sólo operamos bonos y pocas cantidades por vez, ya que si hacés tickets grandes te mandan inspecciones”, advierte el director de un banco. Operando acciones en lugar de bonos es más difícil su control, dado que la negociación es contra New York Stock Exchange, aunque los contratos de conversión son más caros y demoran en hacerse el triple de tiempo. El tema es que con los bonos en dólares es más visible el valor y el costo de salida. Por eso, el gobierno continúa más a los bonos. “Igual, si los dejás unos días en cualquier especie queda más disimulado. Algunos, entonces, prefieren hacerlo en acciones y con Cedears”, descubre un agente bursátil.

De todas formas, el consenso de las sociedades de bolsa está operando el título que mejor les cierra en la cotización. En verdad, es prácticamente imposible esconderse del gobierno, dado que no importa con qué instrumento se opere. El hecho que más tarde se los transfiera al exterior por Euroclear hace que posea implícito que esta última operación es con el propósito de liquidarla en el extranjero.

Sucede que, a las limitaciones existentes, existen que agregarle los topes de monto asignados por el mercado a cada agente (para operar con todos sus clientes), que son representativamente menores que antes. Ese tope hace que si un agente tiene un cliente que opera montos importantes (como un fondo común de inversión), le deja mejor margen para operar con los demás. El cupo total está relacionado directamente con la obligación patrimonial computable de cada firma bursátil, y va de un mínimo de $ 25 millones a un máximo de $ 400 millones. El volumen es todavía bajísimo, pero está comenzando a mutar la forma de operar.

“Hoy existen muy pocos agentes que se animen a girarte un palo (u$s 1 millón) de golpe. Te piden una semana. De todas formas, la demanda no es grande por cuestiones estacionales”, comenta un avezado operador.

Ocurre que la mayoría de las empresas estadounidenses e inglesas cierran el año contable en octubre o abril. Por lo que de noviembre a fin de febrero tienen muy pocos incentivos para girar plata al exterior.

Otra novedad en el mercado es que las escribanías amigas de los agentes vuelven a armar los pooles de prestanombres para girar la caja negra de las empresas: juntan clientes en blanco que puedan girar u$s 50.000 y les ofrecen el negocio, donde se obtiene entre 5% y 10% por pase. “Es más riesgo, pero más rápido y mejor negocio que las hipotecas, que están muertas de hambre”, indican en la City.

cronista.com

Artículo Original: Link

You can leave a response, or trackback from your own site.
Get dolar exchange quotes
-->