Dólar Blue: Compra $16.22 Venta $16.77

27/06/2017 - 16:05 (Oficial: 16.680)

Archive for December, 2015

December 31 2015

Prat Gay: "La historia del dólar a 22 pesos era un cuento"

El día en el que anunció el fin del blanqueo de capitales, Alfonso Prat Gay tuvo una frase terminante para los economistas que auguraban un dólar a un valor astronómico para los últimos días de diciembre.

“Necesitamos que vaya fluyendo el tema del dólar. Esta historia del dólar a 22 era un cuento. A los empresarios existen que decirles que cambió la realidad y que existen otras condiciones macroeconómicas”, expresó el Ministro de Hacienda y Finanzas en Animales Sueltos.

El funcionario definió que la primera tarea que le tocó, el fin del cepo cambiario “fue lo más fácil”. “Nos salió bien. Muchos economistas pronosticaban el dólar a 20 o 22. Hubo claridad de Mauricio de decir que había que desactivar esto los primeros días”, afirmó.

Después, Prat Gay explicó por qué no se disparó la moneda norte americano. “Es una unificación. Cuando unificás dos puntas, se juntan en un punto intermedio. Existen una que baja y otra que sube”, analizó. Y criticó a quienes hablan versus la medida tomada. “Es falso lo que dicen dado que los valores no subieron el 40%. Aparte el dólar subió el 30. Existen que mirar el poder adquisitivo de los pesos de cada asalariado”, manifestó.

LA INFLACIÓN ES LA GRAN PREOCUPACIÓN

El Ministro advirtió que su mayor desafío es disminuir la inflación. “Estoy preocupado por eso. Arrancamos cerca de 30. A fines de 2016 existen que apuntar a 20 y 25. Y después estoy muy tranquilo en decirte que en marzo de 2017 podemos estar por debajo de 20”, desafió.

Prat Gay además contó con el panorama oscuro que se encontró en la gestión. “Me llegó una nota del ministro de Finanzas de Bolivia en el que me decía que había facturas impagas de gas desde julio de este año hasta ahora. Hicimos el arqueo y con Aranguren hablamos y le ofrecimos un cronograma de pagos”.

Además relató que la energía excedente de la central de Yacyretá, que se paga a Paraguay, se debe desde hace 2 años. “Hubo maltratos a la gente que labura con uno. Ni decían buen día. Me sorprende la respuesta que tengo ante un saludo. La costumbre era otra”, concluyó.

Artículo Original: Link

December 31 2015

En 2015, el dólar oficial trepó 56% a $ 13,41 (mayor suba en 13 años)


Tamaño


Enviar

Imprimir

Pocas transacciones en la última jornada

En 2015, el dólar oficial trepó 56% a $ 13,41 (mayor suba en 13 años)

El dólar “oficial” cerró con una leve alza a $ 13,41 para la venta y a $ 13,11 para la compra en los principales bancos y agencias del microcentro en la última jornada de 2015 y acumuló un incremento anual de 56,6%, la mayor suba en 13 años. En tanto, el billete “blue” cerró estable este jueves en un mercado con poquísimas transacciones a $ 14,32 para vendedor, un 3,8% más que al final de 2014, y $ 14,17 comprador.

En el marco de una rueda reducida por vísperas de Año Nuevo, la divisa norte americano mostró en los paneles oficiales un avance interanual de u$s 4,845. Esa escalada se concentró en en el último mes del calendario, tras la devaluación, donde avanzó u$s 3,71, un 38,2% del aumento anual.

“En el último día del año, el dólar continuó con su tendencia alcista, dada la poca oferta de divisas por el medio feriado, con un mercado mayorista que sólo se extendió de 10 a 12 horas. El volumen total operado fue de apenas u$s 33,5 millones. No hubo transacciones en los mercados de futuros”, indicó un reporte de ABC Mercado de Cambios.

Artículo Original: Link

December 31 2015

Dólar en 2015: récord del blue, colapso de las reservas y el fin del …

En 2015 el dólar volvió a ser un indicador central de la economía argentina. Su evolución además respondió a los vaivenes de un año electoral que concluyó con un cambió de signo político en el Gobierno por primera vez en 12 años y medio. Así, la divisa norteamericana comenzó el año con un mercado desdoblado por el “cepo” cambiario y con amplia diferencia de valores, para finalizar con un mercado unificado, más tarde de una profunda devaluación del peso y una notoria convergencia de las cotizaciones.

En el recorrido de 2015, de la mano del cambio de Gobierno, el dólar oficial fue el que más subió: un 54,2% al público (de $8,61 a $13,28 en el promedio de bancos) y un 51,8% en el mercado mayorista, donde se cursan las transacciones de comercio exterior. El dólar “blue”, informal o paralelo subió tan solo un 1,9% en el año, de 14,05 a 14,32 pesos, mientras que el “contado con liquidación”, implícito en la operatoria bursátil, avanzó un 17,7 %.

Un reporte de PwC Argentina destacó que “la política más representativa” del nuevo Gobierno fue “el levantamiento del cepo y el retorno a un tipo de cambio administrado”. De todas formas, la consultora indicó que “no se han dado aún precisiones sobre los detalles de la política monetaria, la cual logra encontrarse condicionada, en gran medida, en cómo se resuelva la compleja situación fiscal“.

Daniel Artana, economista Jefe de la fundación FIEL, identificó en “la escasez de reservas, atraso cambiario y tarifario, y alto déficit fiscal financiado con emisión monetaria” los principales factores la difícil herencia económica de Cristina Kirchner. “El Gobierno entrante ordenó las reformas empezando por la eliminación del cepo cambiario para nuevas transacciones, lo cual produjo una depreciación del peso algo menor a la esperada“, ponderó.

Con la liberación del cepo el dólar oficial subió más que el informal

En el análisis de la evolución del dólar recobraron protagonismo las tasas de interés. El presidente del BCRA Federico Sturzenegger decidió elevar las tasas de las Letras del Banco Central (LEBAC) en pesos a un nivel superior al 30% anual, lo que quiere decir que se obtienen rendimientos positivos reales por estas colocaciones, por encima de la inflación. Esta suba se trasladó a los rendimientos de los plazos fijos en moneda local y desincentivó la tenencia de dólares, ante la percepción de que el dólar se va a apreciar a un ritmo inferior al de dicha tasa.

Esta política monetaria “dura” o “contractiva” es una estrategia adecuada para retirar el exceso de pesos de la economía y mantener acotada la inflación, aunque a la vez encarece el crédito y retira liquidez del circuito económico, con instancias recesivas si se extiende en el tiempo.

Pablo Gao, especialista en estrategias de inversión, advirtió en esta apuesta al peso una oportunidad para los primeros meses de 2016. “Una tasa mayor a 30% anual y prolongada en el tiempo es destructiva para la economía de cualquier tipo, por lo tanto esta tasa alta es transitoria y pronto volverá a un numero más racional y más benigno para la economía. Lo que quiere decir que a los inversores de plazo fijo les será difícil volver a colocar a una tasa de 30%, una vez que necesiten renovar su plazo fijo de corto plazo”.

Estrés de reservas

Un dato que no logra soslayarse es la caída de las reservas internacionales del BCRA. En 2016 retrocedieron USD 6.046 millones en 2015 (-19,2%), desde los 31.443 millones del final de 2014 a los actuales USD 25.397 millones. Esta pérdida de activos líquidos se registro no obstante que en los últimos 14 meses se activaron todos los tramos del “swap” de monedas con el Banco Popular de China, por el equivalente a 11.000 millones de dólares.

De todas formas, las nuevas autoridades de la entidad monetaria consiguieron revertir la tendencia declinante desde que se devaluó y se redujeron las retenciones a la agroindustria, pues el mayor ingreso de divisas comerciales permitió una recuperación de reservas de USD 1.233 millones en las dos semanas tras la liberación del “cepo”.

Además es relevante resaltar que el Banco Central no intervino en ninguna de las ruedas siguientes al 16 de diciembre, por lo tanto el avance de las reservas se debió al aumento de los depósitos en dólares en el sistema financiero, que se computan en el activo como encajes. Sin participar, el BCRA evitó emitir pesos para comprar divisas en el mercado mayorista y quitó un posible impulso a la inflación por esta vía.

Sin necesidad de participar directamente comprando divisas en el mercado cambiario, el BCRA ha indicado su banda inferior de flotación, en el esquema de flotación administrada”, refirió un estudio de Invecq Consulting SA. “Al aumentar fuertemente las tasas en la semana de la devaluación lo que se buscaba era soportar la demanda por pesos para impedir un salto repentino y desordenado del tipo de cambio. Al relajar esos incrementos, el BCRA estaría diciéndole al mercado que no sería terrible que aumente algo la demanda de divisas y de esta forma, se incremente su valor”, agregó.

Hitos de un duro año financiero

Ya desde enero la venta de divisas a minoristas a través del dólar “ahorro” empezó a dar a conocer montos que duplicaron los habilitados por la AFIP en 2014. La política de atraso cambiario como “ancla” inflacionaria implementada por el ex ministro de Economía, Áxel Kicillof, y el ex presidente del Banco Central, Alejandro Vanoli, junto con el mayor flujo de billetes por la vía formal derrumbaron al dólar “blue”, desde los $14,05 del cierre de 2014 a los $12,38 el 7 de abril pasado, su valor más bajo del año.

El 19 de octubre el dólar paralelo alcanzó su récord de $16,11 para la venta, a días de la primera vuelta electoral cuando las encuestas daban al postulante oficialista Daniel Scioli como aquel con más posibilidades de llegar a la Presidencia. El recalentamiento del dólar obedeció además a la abrupta caída de reservas internacionales de USD 6.000 millones por la cancelación definitiva del Boden 2015.

El nuevo Gobierno optó por una política monetaria dura antes que el ajuste fiscal

La consagración de Mauricio Macri en el ballottage del 22 de noviembre cambió la visión de los agentes de mercado, que anticiparon del sucesor de Cristina Kirchner medidas más ortodoxas y afines a la operatoria financiera, y menos hostiles a través de controles e intervenciones del Gobierno. Posiblemente este cambio de expectativas responda por qué la suba del dólar oficial en diciembre fue inferior a la esperada y por qué el “blue” hoy se paga por debajo de sus valores máximos de octubre.

El 16 de diciembre fue la fecha fundamental en el año financiero, cuando el ministro de Hacienda y Finanzas, Alfonso de Prat Gay, anunció el fin de las limitaciones cambiarias para la compraventa de divisas.

Otra jornada clave fue el día siguiente: el 17 de diciembre el mercado cambiario ubicó los valores con “libre flotación”, sin la intervención de liquidez del Banco Central, que arrastró al peso a su devaluación diaria más alta desde enero de 2002, de un 26,6%, que resultó en un salto del dólar oficial de 36,2 %. El primer día sin “cepo” terminó con un dólar mayorista en $13,38 y promedió al público a 13,93 pesos.

Qué pasará en 2016

El giro en política económica evidenciado desde el 10 de diciembre es el prólogo de lo que sucederá en 2016, con un dólar liberado, un tipo de cambio mucho más alto y reservas en progreso, pero con actividad estancada y una inflación que amenaza ser mayor que la de 2015.

Daniel Artana explicó que “se ha elegido un tipo de cambio algo más fuerte, con una política monetaria más dura y cierta laxitud fiscal. La alternativa habría sido tolerar una mayor depreciación del tipo de cambio, dar señales más contundentes de mayor dureza fiscal y elegir una política monetaria más blanda”.

“La primera opción logra ayudar a morigerar el traslado inicial a valores y salarios y impedir agregar malas noticias en un mes de diciembre castigado por los inconvenientes energéticos; la segunda, habría sido mejor para la actividad económica en la medida en que se pudiese sortear con éxito la negociación salarial”, agregó el especialista de FIEL.

Con la suba de tasas el BCRA impidió una devaluación mayor

Para PwC Argentina “las primeras medidas del nuevo gobierno se centraron fundamentalmente en cuestiones vinculadas a los ingresos con un impacto directo de menor recaudación y no a los gastos”. En ese sentido se eliminaron las retenciones a las exportaciones industriales y agrícolas, con excepción de la soja que tuvo una reducción de sólo 5 % (de 35% al 30%). Además, de forma pública se ha anunciado la eximición del pago del impuesto a las ganancias del medio aguinaldo de aquellos que ganan menos de $30.000 brutos mensuales, así como la devolución del IVA a los jubilados”.

Los analistas de PwC hacen foco en los graves inconvenientes que acarrea el rojo fiscal: “Resta ver de qué forma el nuevo gobierno afrontará la tarea de administrar el abultado déficit fiscal, principal desequilibrio macroeconómico. Dada la estructura de gastos del sector público nacional, donde más del 50% de los mismos corresponden a salarios y jubilaciones, el gasto en subsidios sería el primer punto a revisar. El gran desafío estará en lograr que la devaluación se traslade lo menos posible a los valores”.

El frente internacional

El dólar se apreció en 2015 frente a la mayoría de las divisas del mundo, en particular las de países emergentes. Los analistas financieros evalúan que esta tendencia podría continuar en 2016. En los últimos 12 meses, la moneda norteamericana trepó casi 10% contra el euro (la moneda común cerró en USD 1,09), mientras avanzó 49,4% contra el real brasileño (3,95 reales por dólar). La divisa del país vecino es determinante para la Argentina por la magnitud el intercambio comercial entre ambas naciones.

Jorge Compagnucci, de Fénix Report, consideró que “el Gobierno se topa ante el peor escenario de los mercados internacionales en 35 años, donde caen los recursos por los valores de los commodities y existen un proceso de salida de capitales de los mercados emergentes”.

“Ahora entraremos en un período más complejo al activarse una crisis de deuda emergente, con un incremento de los rendimientos a un rango al que no estábamos acostumbrados en los últimos años. Los mercados no entrarán en un estado de shock, sino en un ciclo de realismo, con epicentro en la crisis económica de Brasil y Rusia“, consignó Compagnucci.

Artículo Original: Link

December 31 2015

¿Ahora el plazo fijo le gana al dólar?

La tasa de interés le obtiene al dólar.
Ese es la creencia que domina a los mercados, a los operadores, a los ahorristas y a los funcionarios del Gobierno.
El tema cobra relevancia a dos semanas del levantamiento del cepo cambiario y constituye uno de los pilares sobre lo que el equipo económico edificó el clima de calma financiera que dominó el fin de 2015.
A partir del 17 de diciembre, cuando el dólar saltó de $ 9,84 a $ 13,95 (suba de 41,8% y devaluación del peso de 30%), la tasa volvió a reinar debutando en un nivel alto para ir cediendo posiciones.
El Banco Central es el gran árbitro en el mercado de los pesos sobre el que, también de emitirlos, tiene la potestad de participar en los mercados para definir el nivel y el rumbo de la tasa de interés.
Tras la devaluación, el Central que conduce Federico Sturzenegger licitó letras y le pagó a bancos y ahorristas 38% anual en las colocaciones de corto plazo.
Dos semanas más tarde, y ante una avalancha de propuestas para obtener esas mismas letras, le pagó 33% anual, o sea cinco puntos menos y, a la vez, logró absorber casi $ 28.000 millones por encima de los vencimientos. Una montaña de pesos.
Para el Banco Central, la baja de la tasa no es consecuencia del retroceso del dólar respecto de hace dos semanas (ayer cerró en $ 13,295) sino de que la suba de los valores se habría frenado en la última semana del año.
En su extensa conferencia de prensa de ayer, el ministro de Hacienda, Alfonso Prat-Gay, ratificó la visión oficial de que más tarde de una suba fuerte en las primeras tres semana del diciembre, en la cuarta se habría dado un freno.
Prat-Gay, que confirmó la “emergencia estadística”, o sea que el INDEC por ahora no dará datos de inflación, algo por cierto llamativo, dijo que en diciembre los valores habrían subido 3,5% y que 2,5 puntos de ese porcentaje se dieron en las semanas previas a la devaluación de forma especulativa.
La visión del ministro coincide con algunas mediciones privadas.
Para el Estudio Bein, la inflación será de 3,8% en diciembre y en la última semana los valores de la canasta de los supermercados habría registrado una baja promedio de 0,5%.
Dentro y fuera del Gobierno se cree que la estampida de la carne, que subió 50% en el arranque de diciembre, fue cediendo posiciones y otro tanto podría haber estado pasando con la harina y los aceites.
Si el resultado de diciembre llegase a ser ese, la primera conclusión de la salida del cepo cambiario es que el Gobierno, que ya había anunciado la eliminación de las retenciones para la mayoría de las exportaciones y un descuento de 5 puntos en las de la soja, estaba desidido a tomar una devaluación mayor a la que finalmente el mercado dispuso.
Y, en el mismo sentido, el Banco Central se pudo “haber pasado de largo” con la suba de interés necesaria para equilibrar el mercado de los pesos.
Desde ya que con el diario del lunes es más fácil hablar de los resultados de los partidos, y el fundamental se continúa jugando: el traslado a valores que finalizará generando la devaluación y que, a su vez, será la base para las discusiones salariales de 2016 que arrancarán con las paritarias de los trabajadores de la fruta y con las de los bancarios.
Ayer Prat-Gay evitó dar el dato de inflación que baraja el Gobierno para encarar las paritarias.
Pero en otras áreas apuestan a que 2015 termine con una inflación de 26,1% y en enero todavía siga el “derrame” de la devaluación y el índice crezca 4,1%.
Pero en materia inflacionaria todavía carencia mucho por “derramar”.
Sin ir más lejos, el Gobierno viene postergando los anuncios sobre aumentos de las tarifas de luz, gas y transporte que o están congeladas desde hace años o están retrasadas frente a la inflación al ser compensadas por subsidios.
En el Gobierno trabajan en tarifas “planas” y únicas parta trenes, subte y colectivos, y en mantener subsidios en función de la utilización de la tarjeta SUBE, como forma de no afectar a los sectores de menores recursos, pero los aumentos no podrían descartarse.
Según cálculos privados, la suba de tarifas podría agregar entre 4 y 5 puntos a la inflación del próximo año.
El inconveniente inflacionario pasa así a ocupar el centro de la escena más tarde del levantamiento del cepo que, en esencia, fue posible por la mayor liquidación de las cerealeras.
Un dato relevante es que entre el 21 y el 23 de diciembre liquidaron US$ 756 millones, un 679% más que los US$ 97 millones liquidados entre el 23 y el 26 de noviembre.
Con más dólares (se sumaron los US$ 3.100 millones de la conversión de parte del swap del Banco de China), y la tasa de interés alta, la calma cambiaria se adueño con rapidez de los mercados.
¿Hasta cuándo seguirá bajando el Central la tasa de interés? Nadie lo conoce, pero los funcionarios dejan trascender que tienen el ojo puesto en lo que pase con la inflación y no con el dólar.
Y agregan que con una inflación que, como se dijo, calculan en 26,1%, una tasa del 33% anual resulta más que compensatoria para el sistema financiero.
Ayer, los bancos corrigieron un poco para abajo las tasas para los depósitos mayoristas (pagaron entre 29 y 30% anual), aunque los depósitos no dejan de crecer.
Y ese crecimiento se da no obstante que, cómo es típico del fin de año, muchos inversores prefieren pasar estos días comprados en bonos públicos dolarizados para gambetear parte del impuesto a la riqueza.
Los plazos fijo con tasas de 30% anual mandan. Tal vez puedan empatar o perder con la inflación, pero la apuesta es ganarle al dólar.

Artículo Original: Link

December 30 2015

Estos son los valores hoy del peso argentino y el dólar en Chile

Habla de una de las preguntas del millón, en estos días: ¿a cuánto está el dólar y el peso argentino en Chile?

Todo indica que este verano el éxodo momentáneo de mendocinos hacia las playas trasandinas será récord, y es la duda que se va trasladando entre charla y charla de café.

Por el momento, la cotización de la compra de pesos chilenos en el país vecino varía de la forma en que te lo explica el cuadro a continuación. Todo dependerá de la moneda que lleves: aquí, te contamos cómo está el cambio si comprás con peso argentino, dólar o euro.

Por otra parte, y a modo de guía, te mostramos dos carteles de hoy en dos casas de cambio características: la ubicada en la aduana chilena, y una de Viña -Cambio San Juan, en calle Arlegui 635, Viña del Mar-.

En la aduana, el cambio es el siguiente:

En Viña del Mar, en tanto, se manejan estos valores:

Artículo Original: Link

Get dolar exchange quotes
-->