Dólar Blue: Compra $16.36 Venta $16.91

20/01/2017 - 16:05 (Oficial: 16.190)

Posts Tagged ‘cotización dolar blue’

August 26 2013

Argentinos y uruguayos, "adictos" al dólar


En 1964, el humorista político argentino más recordado, Tato Bores, hacía un monólogo donde evidenciaba la pasión argentina por el dólar. Casi 50 años más tarde, el modelo económico que continúa el país, tiene nuevamente al dólar en el centro de la discusión. La diferencia es que mientras a lo largo de la historia fue la inflación el primer “estimulante” de la compra de dólares, hoy se adicionan las prohibiciones que el gobierno impuso, renombradas como cepo cambiario.

En la orilla oriental del Río de la Plata, Uruguay no padece de los inconvenientes de su vecino, aunque suele sufrir las instancias coyunturales de sus medidas; de todas formas, cuando se observan variables como índice de inflación, estabilidad del sistema financiero, apertura internacional y relación con el mundo, tasas de interés menores a 5% anual, resulta raro que los uruguayos mantengan “pasión” por el dólar.

El diario El País de Uruguay, publicó un artículo en el que define a los uruguayos como “adictos” al dólar, conclusión que se desprende a partir de que el 75% de los depósitos del sistema financiero están en esa moneda.

¿Por qué los argentinos y uruguayos “aman” al dólar?  

Dado que ambas sociedades conviven con tasas de inflación altas desde hace 60 años. Más tarde de la Segunda Guerra Mundial, cuando nació el FMI, la derrotada Alemania quedó tan traumada por sus épocas de hiperinflación, que juró no volver a experimentar la experiencia de la “ilusión monetaria”, esa que soluciona los inconvenientes con la máquina de imprimir billetes.

Aunque el mundo no estaba globalizado, los países tomaron nota de esa experiencia y los economistas que investigaban sobre los procesos de emisión monetaria llegaron a la conclusión de que los modelos de crecimiento con inflación, alto déficit fiscal y desequilibrios en la balanza comercial terminaban generando graves instancias económicas y sociales.

Pero de este lado del mundo, parece que no se leyeron esas recomendaciones, y todos los tópicos que Europa y Estados Unidos estaban determinados a no repetir, se comenzaron a implementar en esta región.

Las dictaduras militares de ambos países tampoco estudiaron mucho de economía y ensayaron falsas versiones del liberalismo con las que lograron cierta popularidad de corto plazo para mantenerse en el poder.

Con el tiempo, argentinos y uruguayos comenzaron a ver que cada peronista, radical, blanco, colorado, frenteamplista, militar, político de derecha o izquierda, seguía los mismos patrones: aumentar gasto público, generar “ilusión monetaria” con emisión y dominar el incremento en el valor del dólar para favorecer el consumo. Todo terminaba igual, o sea, tras cierto periodo de bonanza llegaba la devaluación, la inflación disparada, la destrucción del sistema financiero y… vuelta a comenzar (vacas y cereales para reconstruir las relatas la nación).

El economista uruguayo Alejandro Cavallo, asegura a El País que “para lograr que disminuya la dolarización efectiva y cultural que tenemos hace carencia que la inflación sea baja o muy baja a lo largo de mucho tiempo”.

Argentina, desde 1970 hasta hoy, tuvo 5 signos monetarios diferentes: el peso ley 18.188 (1970-1983), el peso argentino (1983-1985), el austral (1985-1992), el peso convertible (1992-2002). En 2002, con la derogación de la Ley de Convertibilidad, el signo monetario no cambió pero el peso dejó de estar atado al dólar y se creó un sistema de flotación administrado por el Banco Central. Omitimos la decena de cuasi monedas que permanecen en la memoria nacional (patacones, Lecops, entre tantos).

Ante cada cambio de moneda, Argentina aplicó fortísimas devaluaciones que licuaron el ahorro de la gente gracias a tasas de inflación de llegaron al 5000%. Cada vez, los argentinos fueron sistemáticamente más pobres.

En la década del 90, Argentina pasó de la hiperinflación a tener tasas de inflación inferiores a 5% anual, dado que se fijó la convertibilidad, con una paridad de 1 a 1 con el dólar y el nacimiento de una nueva moneda, el peso. Pero el gobierno sólo aprendió una parte del libro de economía respecto de la “estabilidad cambiaria” y se olvidó del déficit fiscal, imposible de gestionar sostenidamente con tipos de cambio fijo.

Uruguay siguió un camino menos irregular. De hecho, nunca cambió su moneda, que quedó consolidada en 1967 cuando se creó el Banco Central. Pero Uruguay además tomó ejemplos de su vecino y con inflación y devaluaciones resolvía los inconvenientes de déficit fiscal.

Los gobiernos de ambos países han sido “gastadores seriales“. Por ejemplo, en Argentina, el gasto público de 1999 rondaba los $50.0000 millones anuales, en 2013 será de $685.749 milones, o sea, 1.271% más alto. En el caso de Uruguay, el gasto público se devora el 34% del PIB, lo que vuelve vulnerables las relatas fiscales en el momento en que se desacelera la economía. 

Esta receta ha sido “sistemática” en ambos países. El constante aumento de los valores estimula el “ADN financiero” de argentinos y uruguayos, la percepción de que el salario de hoy no logrará dentro de 3 meses por culpa de la inflación es la principal causa de que la clase media busque refugio en una moneda estable como el dólar.

Uruguay aprende de sus errores

Argentina repite el modelo que lleva 60 años; el Poder Ejecutivo utiliza el Banco Central como principal fuente de financiación del gasto público, y lo hace exigiéndole que emita pesos para pagar salarios públicos, subsidios y planes sociales. Eso genera una sensación de bienestarde corto plazo que se traduce en el consumo: viajes, todos compran ropa, televisores y cambian el auto.

El gobierno de Mujica está preocupado por la inflación que este año logrará el 8%, mientras que el gobierno argentino niega que haya inflación. Los uruguayos desean detener un aumento del déficit fiscal, no obstante que logran tomar deuda en los mercados internacionales a tasas muy bajas. Argentina tiene el mundo cerrado por sus incumplimientos con los acreedores, y para cubrir el déficit fiscal utiliza el dinero de la Seguridad Social y la emisión monetaria.

Los gobiernos de ambos países suelen decir que no entienden esa pasión por el dólar de los ciudadanos que desean preservar sus ahorros para su futuro ante la constante inestabilidad económica. De lo que existen certezas entre argentinos y uruguayos es de la “adicción” a la inflación de sus dirigentes políticos.

Artículo Original: Link

August 16 2013

Dólar oficial abre estable a $ 5585

El dólar que se negocia en casas de cambio y bancos de la city porteña opera sin variaciones pero en la semana acumula un escalada de tres centavos y medio y el año acumula un 13,4%. La divisa se opera a $ 5,525 para la compra y a $ 5,585 para la venta. La tendencia a la suba no se detiene y la devaluación en lo que va del año es más del doble que la del año pasado para la misma época.

En cambio en el mercado informal el billete es seguido por la atenta mirada del Gobierno que presiona a algunos cambistas para mantener congelado el valor del blue. Este dólar, que venden los operadores informales más importantes del mercado ayer se negoció sin cambios a $ 8,60 para la venta.

Por su parte, el dólar cueva, que elude los controles del gobierno, se negoció con pocas transacciones a $ 8,85 para la venta.

En tanto, el contado con liquidación se operó a $ 8,50. La operación para obtener divisas mediante la compra de bonos y acciones en el mercado local y la siguiente venta en el exterior continúa operando con algunas limitaciones debido a presiones oficiales.

También, la divisa norte americano en el segmento mayorista cotizó a $ 5,578 para la compra y a $ 5,583 para la venta. A lo largo de la primera semana completa de agosto, las liquidaciones de divisas provenientes de los exportadores de cereales e industria aceitera disminuyeron 5,4 % al totalizar 502,09 millones de dólares.

De arreglo con datos privados, en los primeros siete meses del año las exportaciones de granos, oleaginosas y subproductos del complejo aceitero sumaron 15.384,25 millones de dólares, casi un 4 % más que en igual período de 2012.

Finalmente, el euro oficial se negocia a $ 7,33 para punta compradora y a $ 7,49 para la vendedora.

Artículo Original: Link

August 6 2013

El dólar blue se mantuvo estable por compras puntuales

DolarADENTRO-1.jpgCotización del dólar en Buenos Aires | EFE

El valor del billete informal cotizó estable a 8,58 pesos ante algunas mayores compras puntuales por cobro de sueldos. En tanto, el oficial ascendió un centavo.

El dólar blue ascendió se negocia a 8,53 pesos para la punta compradora y a 8,58 pesos para la vendedora. Operadores dijeron que se mantienen las sugerencias gubernamentales para restringir los negocios en el mercado blue. El Gobierno tolera este mercado negro, aunque amenaza con quitar licencias cambiarias cuando la diferencia en las cotizaciones se amplía bruscamente.

Los trabajadores optan por ahorrar en moneda extranjera en vez de elegir opciones a plazo en pesos, por lo que ejercen una leve presión sobre la cotización, según explicaron fuentes del mercado a elEconomistaAmérica. Esto es dado que con una inflación del 24%, la tasa de interés de plazos fijos (que en promedio se ubica en el 17%) brinda un saldo negativo.

Parte de la demanda es consecuencia de la incertidumbre que genera la entrada en vigencia de una ley de reforma al mercado de capitales que otorga mayor injerencia al Estado para supervisar las transacciones con activos, incluida una eventual intervención a empresas cotizantes sin orden judicial.

En tanto, el dólar oficial aumentó un centavo a 5,48 pesos para la punta compradora y a 5,53 pesos para la vendedora en los más importantes bancos y casas de cambio de Buenos Aires. La divisa se devalúa ante las trabas gubernamentales para acceder a divisas y pese a los controles oficiales para desalentar las transacciones no registradas.

De este modo, la diferencia entre ambos segmentos se ubicó en el 55%, aunque lejos del 100% de comienzos de mayo cuando la moneda local en el circuito marginal cotizó a un récord de 10,50 pesos.

El Banco Central vendió dólares para aplacar parte de la demanda oficial. Sus reservas rondan los 37.000 millones de dólares, niveles similares a los de abril de 2007.

El Gobierno prohíbe la compra de moneda extranjera para atesoramiento y sólo permite obtener restringidas partidas para turismo e importaciones, una medida que busca impedir una fuga de capitales.

Artículo Original: Link

July 18 2013

Otra provincia emitirá bono atado al dólar

La provincia de Chubut se sumó en las últimas horas al lote de distritos que recurrió a la emisión de un bono atado al dólar oficial con tasas de interés en pesos para encarar variadas obras públicas.

Habla de un bono dolar link” por u$s 250 millones -con respaldo de recursos de hidrocarburos- que se destinará íntegramente a la concreción de escuelas, hospitales y variadas obras de infraestructura.

El presidente del Instituto Provincial de la Vivienda, Ricardo Trovant, confirmó que el bono permitirá “financiar todo el plan de desarrollo de infraestructura y de equipamiento que tenemos contemplado en estos 2 y 3 años”, y anunció que en los próximos 60 días comenzarán las licitaciones de las obras.

En los últimos meses y a partir de las limitaciones de las provincias para salir a colocar deuda en el mercado internacional, este tipo de instrumento en dólares atado a la cotización oficial de la divisa se convirtió en una herramienta de financiamiento muy conveniente para los distritos, urgidos especialmente por obtener fondos frescos para la concreción de obras independientemente del aporte nacional.

Así, en busca de esa ventaja salieron Buenos Aires, la Ciudad de Buenos Aires, Mendoza, Córdoba y Entre Ríos, que aprovecharon la fuerte liquidez en pesos del mercado local y, al mismo tiempo, la perspectiva de que el tipo de cambio oficial está atrasado.

Estas colocaciones logran resultar un arma de doble filo para los emisores, principalmente si tienen ingresos exclusivamente en pesos, como sucede en el caso de las provincias. De todas formas, como habla de emisiones por montos bajos en relación con los presupuestos provinciales, no luce como un riesgo representativo.

Por lo pronto, el Gobierno de Martín Buzzi logró el aval menester del Ministerio de Economía de la Nación para encarar en los próximos días ante inversores el road show del bono, que tendrá vencimiento a seis años y dos de gracia.

La ministra de Economía de Chubut, Gabriela Dufour, precisó que la obtención de fondos a través de ese título “cambiará las políticas de cada una de la ciudades”. Subrayó que la provincia aguardará el mejor momento del mercado para avanzar en la colocación para lograr óptimas condiciones, y destacó que habla del “primer título público que emitirá Chubut”, ya que hasta el momento ese distrito sólo salió al mercado con fideicomisos “que sólo vendían regalías”.

Artículo Original: Link

July 15 2013

Moreno embiste ahora contra el "dólar Bolsa"

La nueva orden “no escrita” de Guillermo Moreno causó una gran controversia en el mercado de capitales local. Las autoridades del Mercado de Valores transmitieron a los agentes de Bolsa la inquietud del secretario de Comercio Interior, comunicada por el presidente de la Comisión Nacional de Valores, Alejandro Vanoli. Algunos decidieron acatar el pedido de suspender la operatoria renombrada como “dólar paridad”, ó “dólar Bolsa”, pero otros optaron por seguir operando al no contar con una norma escrita.

“Es imposible suspender la operación, dado que tenemos clientes que nos pasan órdenes para que lo hagamos. Y no tenemos justificación para negarnos, tenemos peligro de perder a nuestra clientela o incluso de sufrir demandas”, señaló uno de los agentes más activos en esta transacción.

Ante esta suerte de rebelión, no se descarta que el Gobierno opte, a través de la CNV, por prohibir la cotización de bonos en dólares en el mercado local. Hace tiempo que se venía especulando con esta posibilidad, teniendo en cuenta que ya en otras épocas se había aplicado esta medida. Es posible que esta medida drástica dependa de que el mercado se autorregule y disminuya esta operatoria o deje de operar voluntariamente con los bonos que se transan en dólares al menos por un tiempo.

La operatoria que Moreno desea cortar consiste en comprar bonos en pesos, pero a las 72 horas promover ese mismo título en dólares. Los principales títulos argentinos que cotizan en Bolsa lo hacen tanto en moneda local como en moneda extranjera. Estos últimos se distinguen con una letra “D” al final. Por ejemplo, el Boden 2015 cotiza como “RO15”, a $ 745, pero además está la versión en dólares, que se identifica como “RO15D” y que el viernes culminó a $ 89. El valor del tipo de cambio implícito en ambos valores se ubicó el viernes en $ 8,39.

Este valor subió representativamente en los últimos diez días, ya que desde mayo el Gobierno venía de alguna forma subsidiando la compra de dólares a través de la operatoria bursátil. Como la ANSES intervenía bajando el valor de los títulos en pesos, significaba un acceso más barato a los bonos en dólares. Por eso, el “dólar MEP” se ubicó desde mediados de mayo sensiblemente por debajo del “blue”.

Esta transacción se efectúa en su totalidad en el mercado local y no involucra la fuga de dólares al exterior. El inversor arranca con pesos en una caja de ahorro para comprar bonos y termina con dólares depositados en la caja de ahorro. Habla de una operación legal y transparente. Pero lo más relevante es que para el Gobierno no quiere decir una pérdida de reservas, ya que por cada comprador existen una contraparte vendedora.

Habla de una de las transacciones favoritas de las empresas, justamente por tratarse de una transacción en blanco y que se hace en el marco que permite la legislación local.

La ofensiva de Moreno logra estar relacionada con una decisión de impedir que la ANSES se siga desprendiendo de bonos para tratar de bajar la cotización del dólar que cotiza a través de la Bolsa. El foco en ese sentido es muy grande y resulta difícil de expresar a lo largo de mucho tiempo. Es cierto que lograron bajar el dólar a partir del pico de mayo, pero la cotización venía mostrando fuerte resistencia a caer de los $ 8.

También, Moreno le desea dar mercado a los Cedines, que se evalúa comenzarán a cotizar en poco tiempo cuando se haya acumulado más volumen blanqueado. La operatoria con bonos en dólares le quita incentivo a la compra de el nuevo certificado de inversión, ya que el inversor tenía una forma de acceder a la compra e moneda extranjera a través del mercado de títulos.

Artículo Original: Link

Get dolar exchange quotes
-->