Dólar Blue: Compra $14.13 Venta $14.38

30/10/2014 - 16:04 (Oficial: 8.515 Tarjeta: 11.49525)

Posts Tagged ‘dolar blue’

October 29 2014

En tres años de cepo cambiario, las reservas cayeron u$s 20.200 millones

La restricción a la compra y salida de dólares había sido pensada para defender las divisas del BCRA. Para privados, la actividad se redujo hasta 3% en ese lapso

por ESTEBAN RAFELE Buenos Aires

En tres años de cepo cambiario, las reservas cayeron u$s 20.200 millones
El 28 de octubre de 2011, la AFIP implementó la resolución 3210, que obligó a los contribuyentes a lograr la autorización del fisco para obtener dólares. Fue el comienzo del cepo cambiario, que continuó con la prohibición total para comprar divisas para ahorro, gravó a cuenta de impuestos el pago con tarjeta en el exterior, encareció los autos de media y alta gama y restringió al máximo el envió de utilidades al exterior por parte de las empresas.

El cepo fue pensado como un torniquete para detener la salida de divisas, que en 2011 rondó los u$s 25.000. Había que defender los dólares. Fue, en palabras del jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, “una respuesta concreta desde la visión de la sustentabilidad macroeconómica del país, de la disponibilidad de divisas y de la administración de la transición”.

Tres años más tarde, el Banco Central tiene u$s 20.210 millones menos de reservas (42,5% menos); un dólar oficial cuesta el doble de pesos que en ese entonces (la divisa pasó de $ 4,24 a $ 8,5); y un dólar blue vale un 227% más caro (de $ 4,49 a $ 14,62). La economía sintió el golpe: según el Índice General de Actividad (IGA) de la consultora Orlando Ferreres, se redujo 2,9% entre septiembre de 2011 y el mismo mes de 2014.

La restricción a la salida de utilidades afectó a la inversión. Según la Cepal, la Inversión Extranjera Directa (IED) cayó 27% interanual en el primer semestre del año, aunque en periodos anteriores había subido dado que las empresas reinvertieron los pesos que no podían cambiar por dólares para girar a sus casas matrices. Según datos de Ferreres, la inversión como porcentaje del PBI se estancó y deambula entre 19 y 21% en estos tres años.

“El cepo generó mayores distorsiones, mayor desconfianza y mayor caída de la inversión”, aseveró Marco Lavagna, economista de Ecolatina y asesor del precandidato a presidente del Frente Renovador Sergio Massa. Ese espacio político promete erradicarlo en 100 días. ¿Cómo? “Existen que dar señales claras de hacia dónde va la economía, que se van a tratar los inconvenientes de fondo y que va a haber un nivel de inflación razonable. Al mismo tiempo, existen que generar un shock de inversiones que generen divisas. Por ejemplo, eliminar la ley de abastecimiento e implementar políticas sectoriales específicas, por ejemplo impositivas”, dijo Lavagna.

Marina Dal Poggettto, directora del Estudio Bein, que trabaja con el precandidato Daniel Scioli, afirmó que para desarmar el cepo existen que “abrir la cuenta de capital y corregir la distorsión de valores relativos de la economía”. “Si bien cortó de cuajo la fuga de capitales y la salida de remesas, el cepo generó otros grifos. Se cortó el endeudamiento de provincias y empresas, se canceló deuda en términos netos y las reservas siguieron cayendo”, explicó. “El costo principal fue que el nivel de actividad empeoró”, concluyó.

Freno inmobiliario
“A lo largo de el período del cepo todos los indicadores empeoraron”, afirmó Luciano Cohan, economista jefe de la Elypsis. Recordó que el sector inmobiliario fue “el que más lo sufrió y reside su peor crisis en treinta años”. Según datos del Colegio de Escribanos porteño, el número de escrituras cayó casi 50% en tres años. Si en agosto de 2011 se escrituraron casi 6.000 inmuebles, en agosto de 2014 apenas se firmaron 2.762 transferencias.

“La implementación del cepo dio lugar a una política monetaria mucho más expansiva, que, en parte, explica la inflación de hoy”, dijo Cohan. “Sin el cepo, la emisión en exceso, que llegó al 50% en 2013, se hubiera ido a forma de compra de reservas”, afirmó. “El cepo no se logra desarmar de un día para otro, dado que existen una cantidad enorme de pesos; primero existen que obtener de vuelta la confianza en el peso y ordenar las relatas fiscales para que la política monetaria no dependa tanto del Tesoro”, concluyó.

Mariano Lamothe, gerente de Análisis Económico de Abeceb.com, consideró que el cepo “ha llevado a una mayor escasez de dólares y hoy impacta en la actividad productiva, en tener que hacer suspensiones dado que (las empresas) no tienen insumos para producir, lo que profundiza la recesión”. Para erradicarlo, siguió, se debe dejar de financiar déficit fiscal con emisión monetaria, acceder al mercado internacional de deuda y no utilizar el tipo de cambio como ancla antiinflacionaria. “Existen que dejar de usar al Banco Central emitiendo pesos a lo demente y que se dedique a revalorizar a la moneda argentina”, dijo.

cronista.com

Artículo Original: Link

October 29 2014

En tres años, la destrucción de la riqueza fue mayor a 220.000 millones de dólares

Por: Daniel Sticco dsticco@infobae.com

El PBI cayó desde los u$s569.000 millones de dólares al cambio oficial a unos u$s310.000 millones al cambio libre por la recesión y la depreciación del peso. Las reservas del BCRA bajaron casi a la mitad



A fines de 2011, la presidente Cristina Kirchner sorprendió a la ciudadanía con un singular giro de la política económica. Pese a que se crecía a buen ritmo y los empresarios esperaban flexibilización de los controles y sinceramiento de las variables tras las presidenciables, dispuso reafirmar la “administración de los valores” y extender las regulaciones a la actividad privada del comercio, las finanzas y la producción.

A contramano de la indisciplina y discrecionalidad que siguió con la aprobación de aumento del gasto público, nadie imaginaba el curso recesivo que generó, inédito en el mundo en ese período.

Los indicadores habituales de consultoras económicas y medios periodísticos ponen el acento en la depreciación del peso en 50% nominal según el tipo de cambio oficial por dólar, dado que con $4,28 que regía a fines de octubre de 2011, ahora apenas se logran obtener cincuenta centavos de dólar, para quien no sufre quitas por retenciones sobre las exportaciones o debe pagar impuestos anticipados en el caso de los autorizados para ahorrar en divisas o compran moneda extranjera para viajar al exterior. Y en el caso del dólar libre, la desvalorización se acentuó a casi 70 %.

Las reservas del Banco Central (BCRA) cayeron a la mitad, dado que la predicada política de desendeudamiento se hizo con utilización de esas divisas en forma discrecional por parte de la secretaría de Hacienda, sin desprenderse de pesos captados por la vía de impuestos. ¿Por qué? Éstos quedaron a mitad de camino para poder cubrir un gasto público que creció más, incluso superando la inflación y la expansión de base monetaria.

LA CRECIENTE PRESIÓN TRIBUTARIA PERDIÓ CAPACIDAD DE SOLVENTAR EL GASTO PÚBLICO.

Además se resalta cómo el cepo cambiario a las importaciones -bajo el ingenuo argumento de que con ello se alentaba la producción nacional y el trajajo privado-, determinó atrasos en los pagos a proveedores del exterior por más de u$s5.000 millones, que contribuyen a atenuar la real caída de las reservas en divisas del Banco Central, aún al costo de haber deprimido exportaciones por generar trabas a un proceso productivo altamente dependiente de insumos y partes foráneas y provocar pérdida de competitividad cambiaria.


Y ni que hablar cómo el cierre de la economía derivó en la escalada del ritmo inflacionario, de 10 a 23% al año en el caso de la nueva canasta del Indec y de 25 a más de 40% en los cálculos privados, por efecto del aumento de los costos en dólares, pues suben por ascensor en pesos, mientras el tipo de cambio oficial para el comercio sube por la escalera.

Estanflación creciente

Pero pocos parecen reparar que el paso de una economía que en el caso de la industria crecía a un ritmo de 5% al año, y del PBI total al 10%, en las mediciones de Indec, a otra que, según esa fuente pasó a declinar 1,3% en el primer caso y 1,2% en el segundo, adquirió una relevancia singular en términos de su valoración en moneda extranjera.

En ese punto, la Dirección Nacional de Relatas Nacional estimó que a fines del segundo trimestre de 2014 el PBI en dólares era de 539.542 millones de dólares, y un valor levemente menor se logra evaluar para los tres meses siguientes al cambio oficial, cuando tres años antes lo ubicaba en el equivalente anual de 569.086 millones, cayó en casi 30.000 millones de dólares.

EL PBI POR HABITANTE VOLVIÓ A NIVELES DE 2006 AL CAMBIO LIBRE, CON POCO MÁS DE 7.000 DÓLARES POR AÑO

Al generar un clima antinegocios, el cepo cambiario llevó al país al último puesto en la captación de inversión extranjera directa en América Latina, y resulta sustancialmente mayor cuando se lo calcula al tipo de cambio libre. Si se utiliza esa variable de cálculo, el PBI a fines de 2011 era de u$s528.000 millones, y en la actualidad descendió hasta los u$s310.000 millones.

Semejante destrucción de riqueza entre extremos fue aún mayor si se agrega lo que se perdió en los dos años previos y más aún en términos relativos por residente. Con todo, el PBI per cápita volvió a niveles de 2006 al tipo de cambio libre, con poco más de 7.000 dólares por año.

No obstante la contundencia de esos datos y el costo social que implicó en términos de destrucción de empleos privados y ampliación de las suspensiones de personal y recorte de la jornada laboral, con vacaciones anticipadas, el equipo económico insistió en profundizar los controles, las regulaciones y el cepo cambiario.

Desde su implementación no sólo se redujo la actividad productiva y el comercio exterior, y se aceleró la inflación, sino que además se inició un creciente desequilibrio fiscal que llevó a interrumpir la predicada política de desendeudamiento y generar presiones sobre el mercado de cambios, con una diferencia entre el oficial y libre que pasó de un insignificante 5% a un consolidado 70 %.

infobae.com

Artículo Original: Link

October 24 2014

El dólar libre cae $14,65 ante el temor por nuevos operativos

Artículo Original: Link

October 22 2014

¿Cómo se forma el precio del dólar blue en la Argentina?

Por: Matías Ferrari

Las intermitencias en la cotización de la divisa en las últimas semanas abren un signo de pregunta sobre la lógica que maneja los hilos de su cotización: ¿especulación pura, fórmula matemática, o una mezcla de factores?

Aunque desde el oficialismo lo definan como un indicador menor en la economía local, el dólar blue suele estar en la mira de muchos argentinos que continúan la actualidad cambiaria del país.

Si bien es difícil precisarlo, los operadores evalúan que el volumen de operación diario en el blue va de 5 a 30 millones de dólares, según el día. Los controles impuestos por el titular del Banco Central, Alejandro Vanoli, llevaron a este monto a sus mínimos en lo que va del año.

De todas formas, la pregunta está en cómo se define el valor del dólar blue. Para comenzar, es menester aclarar que los factores son varios y, si bien existen una variable vinulada a la especulación, además tiene causas vinculadas a la economía real.

Contado con liquidación

La última suba fuerte que registró la divisa en el mes de septiembre, antes que Juan Carlos Fábrega abandonara su sillón en el Banco Central, estuvo directamente vinculada a la suba del “contado con liqui”.

¿De qué trata esta operación? El inversor compra en el mercado argentino acciones o títulos públicos nominados en pesos, con la particularidad de que éstos además tienen cotización en el exterior. Hecho esto, solicita que se le transfieran dichos títulos a una cuenta de afuera. Finalmente, vende esos papeles, quedándose así con los fondos obtenidos depositados en otro país y en billetes verdes.

Los economistas coincidieron en que este valor fue el motor de los fuertes incrementos de la divisa en el mercado blue. Prueba de ello es que, junto al descenso registrado a partir del 4 de octubre último por el “contado con liqui”, el dólar blue además comenzó a caer. El 3 de octubre pasado, el “liqui” llegó a su récord de $ 15,20 mientras que el blue se vendía a $ 15,30. Hoy, ambas cotizaciones figuran lejos de esos valores y cotizan a $ 13,82 y $ 14,68 correspondientemente.

Controles y presiones del Gobierno

Esta abrupta caída en el “contado con liqui” se dio más tarde de la llegada de Alejandro Vanoli al frente de la entidad bancaria. Con su arribo, comenzaron las presiones a las cuevas para que congelaran las transacciones. También, a la par, se aplicaron sanciones contra entidades que habían hecho numerosas transacciones con el “liqui”, lo que en el mercado fue interpretado como una señal para frenar la mayoría de las transacciones que habían llevado a la suba de la cotización bursátil.

Este tipo de controles, si bien en la era Vanoli surtieron el efecto esperado y tendieron a la baja a las cotizaciones, ya habían sido probados por el ex secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno, sin resultados a largo plazo.

El factor del dólar convertibilidad

La relación entre la base monetaria -cantidad de dinero en circulación- y las reservas en poder del Banco Central arroja un tipo de cambio similar al que marcan las mesas de cambio en el mercado blue.

En este sentido, un informe del economista Luis Secco concluyó que “la correlación observada entre la relación de base monetaria y reservas versus el dólar ‘blue’ ha tenido una trayectoria prácticamente idéntica, con un coeficiente de correlación del orden del 97%”.

Teniendo en cuenta la caída del stock de divisas que sufrió el Banco Central en las últimas semanas, el cruce entre reservas y base monetaria da como resultado un dólar a $ 14,82. Habla de un tipo de cambio prácticamente idéntico al del blue, que opera alrededor de $ 14,70.

De esta forma, se desprende que la emisión que pueda llegar a realizar el Gobierno -lo que aumentaría la base monetaria- y la caída en las divisas del Banco Central son otras dos variables que generan un alza en el valor del dólar blue.

nexofin.com

Artículo Original: Link

October 21 2014

Estuvo restringida la venta de dólar ahorro por problemas técnicos en la AFIP

El organismo confirmó que está trabajando para solucionar las dificultades en su sistema informático y aclaró que el mecanismo de compra no sufrió ningún cambio

El tipo de cambio oficial subió 2 centavos en la city porteña hasta 8,50 pesos.
Foto: LA NACION / Ezequiel Muñoz
A lo largo de la mayor parte de la jornada cambiaria, la venta de dólares para ahorro y turismo estuvo prácticamente frenada debido a inconvenientes técnicos en los sistemas de la Administración Federal de Ingresos Públicos.

En concreto, los bancos no podían acceder al sistema de transacciones para validar las autorizaciones de compra que obtenían sus clientes. Para acceder al dólar para ahorro, el solicitante debe primer obtener una autorización a través del sitio web de la AFIP y después, con la constancia impresa, acudir a una entidad financiera para ejercerla.

Fuentes de la AFIP confirmaron a LA NACION las dificultades que se registraron a lo largo de la jornada: “hubo un inconveniente técnico y se está tratando de solucionar”, afirmaron al tiempo que destacaron que los mecanismos habituales de compra de divisas no han sufrido ningún tipo de modificación operativa.

En octubre, los ahorritas ya han comprado unos U$S 346 millones, ya es el segundo mes de mayor venta del año tras septiembre (U$S 379 millones).

El dólar oficial cerró hoy a $8,50, con un avance de dos centavos respecto al día de ayer. Así, el tipo de cambio implícito para transacciones de compra de divisas para tenencia con retiro inmediato fue de $10,20.

lanacion.com.ar

Artículo Original: Link

Get dolar exchange quotes
-->