Dólar Blue: Compra $17.34 Venta $17.89

20/07/2017 - 16:05 (Oficial: 17.460)

Posts Tagged ‘dolar cueva hoy’

July 1 2015

Doble récord en la compra de dólar para ahorro en junio

 

La demanda de dólar para ahorro marcó en junio récord, y por partida doble: nunca, en los 18 meses que lleva el sistema de ventas administradas (que debutó tras una sorpresiva devaluación y más de dos años de prohibición absoluta), habían sido tantos los compradores ni las ventas.

Ambos hitos cayeron ayer después de que 55.576 ahorristas, según las cifras preliminares que difundió anoche la AFIP, se desprendieran de algo más de 332 millones de pesos para poder alzarse con 36,6 millones de dólares. De esta forma, a lo largo de junio pasaron por ventanilla poco más de 774.820 contribuyentes que, tras obtener la aprobación fiscal y dejar en ventanilla $ 4630 millones, lograron hacerse de US$ 512,5 millones.

Las cifras hablan de un aumento en el mes de 6% en el número de compradores (41.000 más) y de 3,5% en el monto expedido (US$ 17,1 millones más) respecto de los máximos de abril. Y triplican a las que se registraban hace un año y medio, cuando se suponía que la demanda estaría estimulada por la venda anterior.

Los récords se registran durante un proceso de dolarización de ahorros que ya venía progresivamente en alza, pero se aceleró marcadamente en las últimas semanas, al sellar Daniel Scioli un arreglo con la presidenta Cristina Kirchner para ser único postulante pero aceptando mayores condicionamientos del oficialismo.

Esa lectura del mercado le restó al clima financiero todos los beneficios que le concedía la posibilidad de un fin de ciclo, a la vez que terminó con la denominada siesta cambiaria y reanudó las transacciones bursátiles destinadas a huir del peso.

El sistema de venta de divisas para atesoramiento en función de los ingresos declarados debutó a fin de enero de 2008, después de que el Gobierno dispusiera una devaluación de 20% del peso y pusiera fin a 26 meses de prohibición a esta demanda de divisas, en procura de tranquilizar el mercado cambiario tras registrarse varias y periódicas corridas contra el peso.

El instrumento elegido para calmar a los ahorristas y restarle presión al mercado blue ya insumió 5822 millones de dólares, una algo cifra superior a los US$ 5500 millones (en verdad, su equivalente en yuanes) que le pidió prestados el Banco Central a su par de a China para poder maquillar su tenencia de reservas en el último año y ayudar a serenar expectativas.

Pero cumplió con ese objetivo: cada vez que el valor de dólar para transacciones en negro despega y aumenta su distancia con el valor del oficial, “aparecen los que lograron comprarlo legalmente y salen a descargar una parte con arbolito de confianza para sacar hacer una diferencia”, se comenta en el mercado. “Si no existiera el puré (es como en la jerga denominan a esa operatoria), el blue estaría mucho más arriba”, insisten.

Del monto expedido, 91,4% fue retirado por los clientes, aunque para poder hacerlo debieron recargo de 20% sobre el valor de venta del oficial en concepto de anticipo impositivo.

Apenas el 8,6% restante aceptó dejar los billetes depositados al menos un año en relatas bancarias abiertas para ese fin, pese a que la expectativa oficial era mayor al respecto. Habla de un monto apenas superior a los US$ 500 millones que se reflejó en los depósitos en dólares del sistema (poniendo fin a la sangría que padecía de colocaciones en esa moneda) y -por la vía de los encajes- ayudó a reforzar marginalmente las reservas del BCRA.

Los analistas coinciden en que la dolarización de ahorros, con la elecciones cada vez más cercano, irá en alza. Sobretodo “dado que la gente percibe que el dólar acá está barato mientras se encarece en el resto del mundo”, suele explicar el economista Miguel Kiguel..

Artículo Original: Link

December 4 2013

El economista González Fraga cuestionó el "dólar turista" y pidió …

Anterior
Siguiente


  • Crédito: Martín Rosenzveig
    1 de 4

  • Crédito: Martín Rosenzveig
    2 de 4

  • Crédito: Martín Rosenzveig
    3 de 4

  • Crédito: Martín Rosenzveig
    4 de 4

Con la clara convicción de haber enfrentado situaciones
turbulentas de la economía argentina, al frente del Banco Central en el segundo
semestre de 1989, con una hiperinflación inédita hasta entonces, Javier
González Fraga dijo en diálogo con Pablo Wende en InfobaeTV que “si se desea
acelerar la devaluación, existen que dar un salto de una vez, tal vez de 10% a 15%
y
más tarde aquietarlo, así como dejar libre el dólar financiero con flotación administrada”.

“El importador, al observar la predictibilidad de la
devaluación, ya aumenta los valores, mientras que del lado de los exportadores
los precios del pan, de la carne y de los lácteos ya están por arriba del valor internacional, por eso devaluar no provocará una suba de valores”, aseguró
el economista radical.

Es más, el especialista expresó que “si se dejara avanzar el dólar
oficial a 7 o 7,5 pesos por dólar
–o sea, un salto del orden de 15% de una
vez–, no tendrá impacto en valores y sí posibilitaría acelerar las liquidaciones
de exportaciones
y frenar los pedidos de importadores. Con lo que desarmaría
las expectativas de devaluación y de inflación, y seguiría con ajustes
siguientes no predecibles inferiores al nivel de las tasas de interés”.

González Fraga: “Devaluar de una vez 10% 0 15%, no sería inflacionario”

“Los técnicos cometieron un error con el dólar turístico: en
lugar de aumentar la alícuota, habría que liberarlo, y además para las
transacciones financieras,
en las que el Banco Central podría aparecer como
oferente. En ese contexto va a haber oferta, dado que los inversores podrían
traer dólares y cambiarlos a un valor más alto, como las mineras Vale o Barrick”,
aseguró González Fraga.

Recomposición de divisas en el Banco Central

“El modo de bajar la diferencia cambiaria entre el dólar libre
y el oficial es disminuir la caída de reservas, y para eso el Banco Central debe reconocer que existen que dejar libre el dólar para las transacciones financieras, con flotación e intervención”.

El diagnóstico del ex presidente del Banco Central es que “afuera
del sistema están todos con dólares: la gente, las empresas, los exportadores,

más los que desean venir a invertir del resto del mundo. Por eso, si se libera el
tipo de cambio financiero, el inconveniente sería el inverso, por eso la Bolsa subió
en los últimos meses más de 50 %”.

El especialista recordó en InfobaeTV que “cada vez que el Banco Central
se atrincheró para defender las reservas perdió más, dado que las normas hacen
que actúen las filtraciones, como son las cancelaciones de deudas con el exterior,
pagar importaciones, pero existen un desincentivo a promover, por eso la sangría
no se explica sólo por el turismo, que tiene un déficit de u$s1.000 millones por
mes. Revertir eso no sería inflacionario, sino todo lo contrario. Por tanto, es
producto de la impericia de los funcionarios”.

“Cada vez que el Banco Central se atrincheró para defender las reservas perdió más”

“Creo que Jorge Capitanich tiene claro el panorama, pero
claramente contrapone costos políticos que por ahora no le permiten actuar
, pero
cuando se decida a devaluar un poco el oficial, se deje libre el dólar financiero y
se acuda al endeudamiento externo, se podrá transitar una transición ordenada
hacia 2015″, vaticinó el economista.

“Hoy la Argentina es un país triple X, apta para poco
público
, pero si hiciera cuatro cosas podría obtener financiamiento a menos de
4% anual, c
omo Bolivia. Para eso hace carencia reordenar el Indec, acordar en el
CIADI, cerrar el default con el Club de París y olvidar la política de desendeudamiento con reservas. No creo en las medidas monetarias para bajar la
inflación,
como aumentar las tasas de interés, o disminuir el número de dinero,
sino en fijar metas fiscales y de inflación, para disminuir las expectativas”,
recomendó González Fraga.

Junto a lo anterior, el especialista dijo que “algunas cosas de
shock existen que hacer, como bajar a cero las retenciones, con excepción de la
soja, que debería caer a 20%; disminuir el IVA, y volver al endeudamiento afuera
,
para que crezcan las reservas, y sería gradualista en la reducción de la tasa
de la inflación, como en el proceso de reunificación del mercado de cambios y atenuar
el ritmo de aumento del gasto público”.

Artículo Original: Link

August 29 2013

El dólar como “acción desestabilizadora”

Los diferentes intereses en juego que se cruzan en el mercado cambiario ya dieron lugar a una suerte de desdoblamiento cambiario de hecho. Las empresas y entidades financieras que demandan dólares (por fuera de las transacciones de comercio exterior o de pagos al exterior que abastece el Banco Central a valor oficial) los obtienen por transacciones de compra (en pesos) y venta (en dólares) de títulos nominados en moneda extranjera. El valor al que conseguían ayer las divisas varía entre 7,50/7,60 pesos para transacciones que se cerraban en la plaza local, y 8,60/8,80 que pagan por recibir la liquidación fuera del país. De todas formas, en la opinión pública continúa instalada la idea de un dólar paralelo o blue que de repente “se dispara” y de a ratos puede ser “reprimido” por alguna acción del Gobierno sobre los operadores. Moneda que ayer habría logrado a venderse a 9,70 (cincuenta centavos por encima del supuesto cierre del martes) para fijarse en un valor de 9,40 al finalizar la jornada. Desde fuentes oficiales, se asegura que este segmento del mercado es absolutamente irrepresentativo: se mueve por transacciones muy escasas y de poco monto. Su instalación como valor de referencia es señalada, por esas mismas fuentes, como “una operación desestabilizadora que encuentra razón de ser cada vez que tomamos una medida que afecta a algún sector de la especulación financiera”.

Ayer, hasta media tarde, los portales que informan por Internet la evolución de los mercados financieros señalaban que la cotización del dolar paralelo seguía la trepada de las dos jornadas previas y tocaba valores cercanos a los 9,70 pesos. De arreglo con las mismas fuentes, la “fuerte presión” siguiente de la Secretaría de Comercio Interior, arrivando incluso al cierre de una supuesta cueva en la city porteña, “pinchó” la subida y llevó el dólar a 9,40 sobre el cierre.

Ya desde la semana pasada, los constantes saltos del dólar marginal vienen justificados por versiones encontradas, muchas con poca verosimilitud. La renuncia de Guillermo Moreno, la salida del Gobierno de Hernán Lorenzino, y hasta los rebotes de una eventual invasión de Estados Unidos a Siria, fueron mencionados como explicación para la suba de la paridad, supuestamente derivada de situaciones de “incertidumbre”. A medida que se aviva el fuego, crecen los temores y la economía se resiente, provocando así un daño real: muchas decisiones de inversión se frenan o se demoran esperando que el panorama se aclare.

Pero mientras el dólar trepaba en el mercado blue o blue, en las otras franjas que utilizan empresarios y entidades financieras para lograr dólares, el valor de la divisa se mantuvo prácticamente sin variaciones en todo ese período.

“Son transacciones mediáticas para desestabilizar, se utilizan elementos externos o rumores como excusa, se busca generar una sensación de descontrol cuando, en los mercados reales, la situación cambiaria está controlada”, sostienen desde despachos oficiales. El análisis desde esa vereda advierte que la oportunidad de “los ataques desestabilizadores” no es al azar, sino que se relaciona con anuncios o políticas adoptadas desde el Gobierno. Tampoco dudan del origen de estas transacciones: “No existen una acción legal genuina en el blue, son presiones que se generan por acumulación de efectivo en el sistema financiero”, precisan.

Un punto clave en el origen de la actual oleada de presión sobre el blue, sospechan en fuentes oficiales, es la definición del régimen de regularización de activos. Cuando se planteó el blanqueo, “hubo mucha presión de los banqueros para que abarcara tanto a los capitales en dólares como en pesos; pero resolvimos hacerlo sólo para las tenencias de dólares no declaradas”. Allí se habría originado el frente de resistencia y presión sobre el blue que ahora sostiene ese mercado marginal, muy restringido en volumen pero con amplia repercusión.

Artículo Original: Link

August 8 2013

"Dólar cueva": más especulativo e histérico que blue

El dólar Blue-blue se impone.

En el último mes se hizo más marcada la diferencia entre los valores de referencia de las grandes mesas donde se hacen transacciones de volumen con las cuevas donde los montos son menores. Los vendedores de peso, hoy bajo presión del Gobierno, hacen pocas transacciones y a un valor que se mueve ante la atenta mirada de Guillermo Moreno. Mientras que las cuevas, se mueven con mayor libertad dependiendo la semana y especulan de arreglo a cuan cerca está la espada damocleana del secretario de Comercio.

Es por eso que cada vez más se habla en la city sobre la difícil tarea de establecer una cotización del dólar paralelo. Hoy en los diálogos entre los hombres de negocios se hablan al menos de 4 tipos de cotizaciones al momento de dolarizarse. Por un lado, está el dólar blue (montos grandes y controlados por el gobierno), “contado con liqui” (triangulación de bonos o acciones con el exterior), “dólar bolsa” (bonos en el mercado local., hoy paralizados) y ahora “dólar cueva”, que toma montos más chicos y con saltos abruptos en horas debido a la alta especulación de estos cueveros.

Este dólar cueva se arma de una forma circunstancial pero continúa como referencia lo que sucede con el “contado con liqui” y el “blue” que venden las mesas observadas por el Gobierno. O sea cuando el “contado con liqui” sube, presiona al “blue” y lo empuja hacia arriba. Ese movimiento convalida oficialmente una diferencia entre ambas cotizaciones que empieza en una diferencia de 0,5% y se frena en 3%. Teniendo esta referencia, las cuevas hacen algo similar pero implementan otra diferencia que va regularmente de 2% a 3% más arriba del valor del blue. Por eso si el informal cotiza a $ 8,60, el dólar cueva se vende entre $ 8,70 y $ 8,90.

La amplitud de la diferencia depende de la especulación y de la presión del Gobierno hacia las cuevas menores. Los cueveros saben que al menos una vez por mes aparece en la city el “operativo terror” que contiene camionetas con antenas, visitas sorpresa y mucho uniformados merodeando lugares clave, inclusive en alguna emboscada podaron a algunos “arbolitos”, personajes irrelevantes por lo montos que manejan. En semana de operativos, las transacciones se congelan y la diferencia empieza a caer mágicamente. “Nosotros vendemos al valor que nos paguen. Es cierto que la diferencia se maneja de forma discrecional y que cuando el Gobierno aprieta se baja. Igual es negocio”, explican desde una cueva de la calle San Martín, zona caliente del blue. Tan caliente, que de los 6 pisos del edificio en tres funcionan cuevas. En otra explican: “Es el tira y afloje. Cuando existen libertad y la gente pide dólares vamos a tratar de llevarlo al máximo. Es cierto que cuando se dispara el valor, aparecen los operativos y ahí existen que hacer feriado cambiario (sic) en las cuevas. Ahí bajamos la diferencia y cuando se disipa el pánico volvemos a aumentar mientras la demanda se mantenga firme”, describen.

Este margen alto hace que en las últimas semanas, sea difícil establecer un valor referencial. Ayer, estas cuevas operaban con puntas de 20 centavos de diferencia entre las 10 cuevas “no amigas” consultadas por ámbito.com

Quienes se mueven diariamente en el mundo de estos dólares saben que la diferencia fluctúa y algunos se jactan de poder manejarla hasta ellos mismo en un tipo de espadeo blue. El recorrido es sencillo. Cuando estos jugadores no logran comprar al valor del blue, acuden a las cuevas y ahí negocian valor ya que las transacciones son más grandes que las que generalmente manejan estos vendedores. Es más, algunas veces, la operación se cierra pero con la intervención de dos y hasta tres cuevas dado que una sola no reúne el monto pedido. “La semana pasada logramos pasar a dólares una reserva de la compañía y como los operadores grandes no estaban vendiendo recurrimos a dos cuevas que reunieron el monto y el valor fue un intermedio entre el más bajo que manejaban y el del blue. Obviamente no íbamos a pagar lo que querían ellos. Eso es para chiquitaje”, aseguran desde una compañía.

Es por eso que en este mercado las disparadas y las caídas suelen ser muy exageradas. Ayer, en media hora, estas cuevas y algunos medios informaron una suba en la cotización de 15 centavos y después una baja de 12.

Artículo Original: Link

Get dolar exchange quotes
-->